Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Directrices de virtualización compilados como parte del kernel

El mayor contraste que pone en oposición los KVM VPS y prácticamente todos los demás servidores virtuales es la propia tecnología de virtualización. Por medio de KVM, no es necesario ejecutar cualquier aplicación de virtualización adicional en el anfitrión – en lugar de esto, las instrucciones de software imprescindibles se están compilando dentro del sistema operativo de la máquina anfitriona. Esto reduce significativamente los recursos que el servidor tiene que dejar de lado cuando se trata de ejecutar más aplicaciones haciendo, en cambio, dichos recursos disponibles para las máquinas huésped. La falta de el tal nivel de comunicación adicional reduce asimismo el tiempo de espera de entrada/salida, haciendo que su VPS corra realmente más rápido.
Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Una utilización de los recursos considerablemente mejor

Cuotas del servidor a su entera disposición

Gracias a la omisión de la sobrecarga que comprende relacionada con la existencia de un nivel de virtualización adicional a través del cual va todo el tráfico de datos hacia la unidad de servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM podrían beneficiarse de una utilización de recursos del servidor considerablemente mejorada. Las instrucciones de la virtualización KVM se incorporan dentro del tienen una integración directa en el kernel del sistema operativo del host físico, o, en otras palabras, todos los Servidores Privados Virtuales se conectan con el hardware del servidor sin intermediarios. La menor redundancia en la comunicación lleva a un rendimiento en condiciones reales mucho más rápido en comparación con otros sistemas de virtualización.
Una utilización de los recursos considerablemente mejor

Libertad completa del SO

Configure el sistema operacional que quiera

Generalmente, junto con la compra de un Servidor Privado Virtual, usted se ve obligado a elegir un restringido conjunto de de Sistemas Operativos, por la falta de otros que sean compatibles con el software de virtualización. Por poco probable que parezca, los KVM VPS no exigen programas de virtualización de ningún tipo – estos comunican sin más con el servidor físico. Un hecho muy importante que le da la oportunidad decidirse por más o menos todo y cada uno de los sistemas operativos que se pueda instalar en el servidor particular. ¿Le apetece ejecutar la distribución de software Berkeley en su VPS? Esto es posible. ¿Y a lo mejor prefiere Windows? No hay problemas.
Libertad completa del SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL